Archivo mensual: junio 2017

Urticaria “a frigore”, cuando la urticaria se produce por frío

Tengo una amiga que siempre está “muerta de frió” y no padece una urticaria “a frigore”.
A ella el frío le afecta mucho, la paraliza, pues dice tener una temperatura corporal que asustaría a los lagartos. Creo que exagera. Lo que no sabe es que existe un tipo de urticaria por frío que sí puede poner tu vida en riesgo, sin mediar esa sensación de congelación que ella tan a menudo padece.
Y es que cuando de urticaria se trata, el proceso inmunológico que se desencadena puede ser de tal calibre que lleve a un colapso circulatorio y a tales dificultades respiratorias… que la vida pende de un hilo. Es lo que conocemos como shock anafiláctico.

Una urticaria, con su habón característico, puede tener infinidad de desencadenantes y aquí es donde el frío encontró su hueco. Vamos a conocerla un poco más.

Habones en tronco provocados por temperatura ambiente

Habones en tronco provocados por temperatura ambiente

Eritema y edema en manos

Eritema y edema en manos

Urticaria “a frigore”

La urticaria por frío es la segunda en frecuencia dentro de las urticarias físicas, entre las cuales tememos la urticaria por presión, por vibración, por calor…
Estamos hablando que una determinada temperatura por debajo de la temperatura corporal, variable en cada paciente, desencadena el proceso con el espectro de gravedad clínica que ya hemos comentado.

En algunas series se concluye que cerca del 20% de los que la padecen llegan a ver el proceso como una amenaza vital.

Ámbitos de trabajo u ocio con corrientes de aire frío, contacto directo con materiales fríos, inmersiones en agua, ingestión de líquidos fríos o incluso perfusiones frías en tratamientos medico-quirúrgicos están en el origen de los brotes.

Se considera localizada si aparece en la zona de contacto y generalizada si se extiende a toda la superficie corporal, independientemente de que el contacto sea puntual o difuso.

Hasta un tercio de pacientes tienen síntomas acompañantes como dolor de cabeza, fatiga así como la ya mencionada anafilaxis.

Prueba de provocación: Se aplica un cubito de hielo o un gel frío empaquetado sobre el antebrazo durante 5 min. y tras un enrojecimiento inicial en un periodo de 10 min se desarrolla un habón. Se dan casos de falsos negativos.
Existen artilugios (TempTest® 3.0) que aplican distintas temperaturas a la vez sobre el antebrazo para detectar el rango de temperatura en que se produce el habón además de su intensidad.

Provocación con gel frío

Provocación con gel frío

Eritema y comienzo de edema a los 3 min. de la apilcación del gel frío

Eritema y comienzo de edema a los 3 min. de la apilcación del gel frío

La mayoría de los pacientes comienzan sus síntomas siendo adultos jóvenes y se ve con más frecuencia en mujeres y en latitudes con climas fríos.

 

Evolución y manejo de la urticaria por frío

Estamos ante un tipo de urticaria de difícil resolución espontánea (18% a los 5 años y cerca de 30% a los 10 años de su aparición) y con una baja respuesta a antihistamínicos. Parece que la asociación con dermatitis atópica acentúa esta tendencia.

Sin embargo el caso que ilustra esta entrada, de comienzo en la infancia, con los años han ido disminuyendo en intensidad y frecuencia de brotes y responde bien a dosis bajas de ceterizina.

Como en otros casos de urticaria crónica se postula la hipótesis autoinmune con autoanticuerpos IgG contra Ig E, o alta afinidad por receptores IgE.

Un estudio analítico exhaustivo que incluya función tiroidea, crioaglutininas, proteinograma, serología de enfermedades infecciosas etc…puede estar indicado en casos de reciente aparición o de sospecha asociativa. En algunas series se han visto asociaciones a linfoma B.

Ante el riesgo de shock anafiláctico, sobre todo por inmersión en agua fría, se aconseja no nadar solo, hacerlo próximo a la orilla, tomar previamente antihistamínicos y llevar encima inyector precargado de adrenalina.

El uso de antihistamínicos de última generación, cuadriplicando la dosis de inicio, es el recurso más importante. El uso de dosis mayores o de inmunomoduladores (omalizumab ) debe ser contemplado individualmente y en casos de especial gravedad.

El antihistamínico rupatadina a 20-40mg/día muestra buenos resultados mejorando la temperatura crítica que desencadena la urticaria.(link)

Muchos pacientes optan por conductas evitatorias antes que las farmacológicas.

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo.

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

2 comentarios

Archivado bajo Urticaria