Archivo de la etiqueta: Depilación

Pseudofoliculitis (pelo encarnado). Afeitarse la barba, todo un problema.

Pseudofoliculitis en cuello.

Pseudofoliculitis en barba.

Es un lugar común entre  varones comentar el incordio y perdida de tiempo que supone tener que repetir el ritual de afeitarse la barba todos los días. Creo sin temor a equivocarme, que en un encuentro inesperado con el genio de la lámpara, prescindir del rasurado diario estaría entre uno de los tres deseos solicitados para la mayoría de sufridos barbudos.

El afeitado de la barba supone un estrés constante para la piel. La eliminación del pelo conlleva la pérdida de lípidos superficiales y de parte del estrato córneo, lo que supone una aceleración del ciclo de regeneración epidérmica de aproximadamente un 35%.

Estudio biofísico de la barba masculina

En una superficie facial de unos 250 cm² hay de 20.000 a 25.000 pelos de barba, lo que representa una densidad aproximada de 100 pelos/ cm2 (20-80 en mejilla, 70-120 en el resto de la cara).

El pelo crece entre 0,25 y 0,50 mm al día. En cualquier caso existe una gran variabilidad de diámetro, densidad y crecimiento; en ello influyen condicionantes genéticos y de edad.

En cuanto al diámetro del pelo facial podemos distinguir dos tipos, con una distribución muy variada:

  • lanugo, inferior a 0,025 mm
  • pelo terminal entre 0,01 y 0,23 mm

El afeitado constante no afecta estadísticamente ni al crecimiento ni al diámetro promedio del pelo de la barba.
Las secciones de corte no son circulares y poseen un área de 0,0082 a 0,0160 mm².
El ángulo de inclinación respecto al plano facial es de entre 31 y 59°.

El crecimiento sigue ritmos circadianos, siendo superior durante el día en un 64% respecto a la noche.

El peso de la barba que crece en un día aumenta con la edad; en la raza caucásica llega a un máximo de 40 mg/día a la edad de 30 años.

El pelo está formado por una escleroproteina, la queratina. Es muy dura y resistente debido a su contenido en azufre, con el cual crea unos enlaces (disulfuro) dentro y fuera de la cadena proteica, básicamente entre aminoácidos cistina-cisteina.
La parte visible externa, en sección, es la cutícula, la zona más dura. Le sigue el cortex y luego la médula, que no ofrecen resistencia al corte.

  • Reducir la dureza de la queratina-cutícula facilitará el corte en el afeitado. El esfuerzo de incisión y la rotura del pelo serán mucho menores, con lo cual el riesgo de agresiones y traumatismos disminuirá notablemente.
  • Lubricar la piel para disminuir el esfuerzo de corte, evitará el exceso de eliminación de la capa córnea, disminuyendo a su vez la irritación.
  • Eliminar los lípidos de protección de la cutícula permitirá una correcta humectación de la misma y la consiguiente perdida de dureza y resistencia.

 

Útiles para afeitado en húmedo.

Útiles para afeitado

Afeitado masculino. Afeitado húmedo.

El proceso del afeitado para el hombre, como hábito cotidiano, es algo único y personal; se crea todo un ritual a su alrededor.
Durante 55 años de vida, un hombre pasa aproximadamente 140 días afeitándose.
Un afeitado efectivo se relaciona con los siguientes factores:

  • hoja de afeitar
  • dureza del agua
  • temperatura
  • complemento cosmético para el afeitado
  • pelo de la barba
  • folículo piloso
  • estrato córneo y dermis
  • individuo como ejecutor del afeitado

La irritación y la dificultad en el afeitado puede valorarse relacionando la cantidad de estrato córneo eliminado frente a la cantidad de pelo extraído.

El hombre considera como punto final de un afeitado completo o afeitado apurado, la sensación de suavidad que obtiene por fricción. De no ser así, se efectúa un segundo pase de la hoja en condiciones de tensión lateral del tejido cutáneo y/o contrapelo, con lo cual se incrementa el riesgo irritativo.

Eliminando los lípidos que recubren la cutícula del pelo podemos cambiar sus propiedades mecánicas mediante la absorción de agua. La fuerza de corte puede disminuir un 65% por absorción de un 31% de agua en relación al peso de pelo seco. El esfuerzo de corte, que en un pelo seco es de 9 a 10 g, gracias a la hidratación de la cutícula, baja a 4 gramos.
La hidratación mejora con el tiempo de contacto y con la temperatura del agua. El tiempo óptimo se halla entre los 2,5 y 3 minutos, y la temperatura adecuada está cercana a los 40 °C.

El sentido literal del refrán “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” ya nos advierte de este hecho.

La lubricación de la piel disminuye la fricción permitiendo un deslizamiento suave de la cuchilla. Esto es especialmente importante cuando la persona presenta acné o pseudofoliculitis.

En la pseudofoliculitis el pelo de la barba sale en curva y entra otra vez en la piel creando una lesión inflamatoria. La cuchilla tiene dificultad para acceder al pelo y produce un corte superficial, aumentando el riesgo de infección.

¿Qué productos son precisos para un correcto afeitado?

Productos para antes del afeitado

Tanto en el afeitado manual como el eléctrico la preparación de la piel de la barba son fundamentales para que la cuchilla se deslice con facilidad.

Las cremas preparadoras han de aplicarse con unas horas de antelación. Básicamente contienen una fase grasa formada por ácidos grasos (oleico, esteárico, estearílico, etc), lanolina, parafina, etc.

También poseen distintos agentes tensoactivos y agua además de algunos aditivos, perfumes… Los productos que incorporan urea al 1% y ácido láctico al 2% a estas bajas concentraciones consiguen un efecto hidratante y queratoplástico que disminuye la resistencia al arrastre en el momento de corte. La alantoina y extracto de aloe vera aportarían suavidad y protección.

Productos para el rasurado

Su función es ablandar el vello y hacer más fácil y seguro el corte. Se consigue aumentando la proporción de agua que entra en el tallo piloso. Hay una gama muy amplia que se puede dividir en:

  1. Jabones de afeitado: Son distintos a los jabones usados para lavado. Son más grasos y tienen una espuma más absorbente; duran más y no se secan gracias a la adición de un humectante como la glicerina, que puede estar presente hasta en un 15%.
    Se trata de dispersiones de jabones alcalinos en glicerina y agua, con un pH final muy alcalino (próximo a 10).
  2. Barras de jabón: Tienen la misma composición que las anteriores pero la proporción de jabón es mayor (llegando al 80%), y disminuye la de glicerina y agua.
  3. Cremas de afeitado sin brocha: están especialmente adaptadas para la piel seca y sensible ya que proporcionan una mejor acción lubricante. Son emulsiones de fase externa acuosa con una concentración de agentes tensoactivos y aceites más alta que las cremas evanescentes de uso habitual.
  4. Cremas de afeitado con brocha: Son emulsiones muy jabonosas compuestas por un 40- 50% de ácidos grasos.
  5. Espumas de afeitar: se componen de un tensoactivo poco agresivo, como los copolímeros de polivinilpirrolidona que suaviza la piel, agentes antisépticos y sustancias reparadoras y humectantes como glicerina, alantoína, triglicéridos.

Las más usadas en la actualidad son las cremas y las espumas por su comodidad y gran eficacia. Son estas últimas las que llegan a incorporar sustancias que producen la contracción del músculo erector del pelo lo que aumentaría la verticalidad del mismo, facilitando el corte.

Productos para después del afeitado

Tanto en el afeitado seco como en el húmedo han de usarse cosméticos que contrarresten el efecto de la agresión a la que hemos sometido la piel de la cara.

  • Tónicos: Son lociones hidroalcohólicas, perfumadas, que actúan como refrescantes y suavizantes. Se recomienda en personas con piel grasa y por su efecto antiséptico debido a su contenido en alcohol, en situaciones de foliculitis post-afeitado.
  • Bálsamos: Son emulsiones de aceite en agua, con mayor poder reparador. Llevan en su composición moléculas hidratantes a base de fosfolípidos, factor hidratante natural, bisabolol como antiinflamatorio y productos antienvejecimiento como la vitamina E y filtros solares.

Pseudofoliculitis de la barba

Este proceso también llamado, foliculitis traumática de la barba, pelo encarnado o en inglés “razor bumps”, es un cuadro crónico molesto y desfigurante que causa gran pesar en el que lo padece.
Se cree que afecta hasta un 20% de la población masculina de raza blanca, aumentando bastante este porcentaje entre la raza negra.
Las barbas rizadas y el afeitado “a contrapelo” parecen ser circunstancias favorecedoras.

Lo que ocurre es que el pelo una vez en el exterior vuelve a introducirse en la piel, originando unas pápulas inlamatorias y pústulas de aspecto infectado. La parte distal del pelo cortada a bisel, como material ajeno a la dermis que es,produce una reacción a cuerpo extraño.

Si el afeitado es muy apurado el pelo podría enclavarse incluso antes de salir.

Se ha encontrado una mutación en el gen de la queratina K6hf (situada entre la vaina interna y externa de la raíz del folículo) que aumentaría en 6 veces la probabilidad de padecer este proceso.

El problema no es exclusivo de la cara ni del varón. Puede aparecer en tórax, pubis, nariz y en mujeres que se depilan con pinza el mentón.

Hay cuadros infecciosos, tanto por bacterias, hongos y virus que es preciso tener en cuenta antes de establecer el diagnóstico de pseudofoliculitis.

En algunos casos podría complicarse con cicatrices queloides.

Tratamiento de la pseudofoliculitis

Es fundamental suspender el afeitado, porque tras un empeoramiento inicial, el crecimiento del pelo tiende por si mismo a desenclavar el extremo.
Si se persiste en el afeitado, las maquinillas de hoja única, que apuran menos son más adecuadas. Debe disminuir la frecuencia del mismo e intentar seguir los consejos y usar los productos referidos al comienzo de este artículo.

Se postulan tratamientos que combinan antibióticos tópicos (eritromicina, clindamicina…), retinoides tópicos y peróxido de benzoilo, con cierta mejora en la tendencia.

Cuando el problema está localizado en cuello, como el caso de la fotografía, una buena alternativa es la depilación láser. Destruido el folículo se acaba el problema. Mi experiencia en estos casos es muy positiva.

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

Comentarios desactivados en Pseudofoliculitis (pelo encarnado). Afeitarse la barba, todo un problema.

Archivado bajo Depilación Láser, Pelo