Archivo de la etiqueta: iPhone

Carcinoma Basocelular, diagnóstico por teledermatología

El Carcinoma Basocelular es el tumor maligno de piel que vemos con más frecuencia. Representa más del 70% de los cánceres de piel y en aproximadamente el 75% de los casos, es la cara la zona de aparición.
De evolución lenta y pronóstico favorable en la mayoría de ocasiones, la sospecha de su presencia en los momentos iniciales de su desarrollo, pasa desapercibida al paciente y a los profesionales de la medicina no habituados a su manejo.
De los que aparecen en la cara, más de la mitad lo hacen en la nariz, párpados y zonas próximas a los orificios naturales.

Si el tratamiento se retrasa, el paciente sufre las consecuencias de cirugías más agresivas y en algún caso, pronóstico más incierto respecto a la posibilidad de reaparición.

No se puede obviar que por estas circunstancias se puede producir invasión de  tejidos profundos y que hay aproximadamente un 0,03% de casos que metastatizan a distancia (algo más de 300 casos descritos en la literatura médica).

Se calcula que el coste del tratamiento de este tumor en EEUU, supera los 500 millones de $ al año.

Carcinoma basocelular en pantalla de iPhone

El caso clínico a un click

Me llega al smartphone un mail de mi Ginecólogo de confianza; con esto quiero decir que a él le consulto mis dudas sobre la materia de la que es experto. Quiere que vea una lesión de una persona de su entorno.
La foto que acompaña al correo es de muy buena calidad, como me tiene acostumbrado, gracias a un buen equipo de cámara y flash anular.
Según la veo, observo un “basocelular”(es así como nos referimos a este tumor entre nosotros) y ya con un cierto tamaño. No se trata de un diagnóstico de gran mérito, ya que para un dermatólogo, un crecimiento con ese aspecto ofrece pocas dudas.
Hoy en día con una lesión ubicada en el labio y tan próxima a la nariz, cualquier persona hubiera consultado antes de llegar a ese volumen.
Mi sorpresa fue mayúscula, cuando ya en conversación telefónica, me entero de que la paciente lleva más de un año con distintas cremas (no faltaba el corticoide de turno) y sin ver a un especialista.
La lesión clínica era tan clara, que para ganar semanas a su crecimiento (ya había crecido bastante), nos ahorramos la biopsia previa. La vía que iba a seguir la paciente anunciaba una demora de dos a tres meses y aquella zona de piel que estaba proliferando, debía ser extirpada en cualquiera de los casos. Mi consejo fue que se practicase una cirugía de Mohs, sin embargo la técnica no estaba implementada en el hospital. Otras opciones fueron descartadas por la paciente por motivos económicos.
El informe del patólogo tranquilizó a todo el mundo, bordes y fondo libres de lesión.
El trabajo, en este caso del cirujano maxilofacial, dejó un resultado estético más que correcto.
Ahora toca revisiones anuales para descartar recidiva (alguna célula que se haya escapado a la extirpación o algún nido próximo, en casos de multifocalidad).

Carcinoma basocelular de más de 2 años de evolución

Carcinoma basocelular evolucionado

El carcinoma basocelular recibe ese nombre por ser una proliferación de células atípicas con origen en la capa basal de la epidérmis. Por encima están todas las células epidérmicas en forma de “barrera de ladrillos” y por debajo la dermis, a manera de “cimientos”, con sus fibroblástos, vasos sanguíneos, nervios, folículo piloso y demás estructuras acompañantes.
Lo que vemos por fuera cuando el “basocelular” crece es variable y estos distintos aspectos son los que determinan las variantes clínicas

Plano superficial, Plano esclerodermiforme, Plano Pagetoide, Perlado (Simple, Ulcerado, Cicatricial y sus combinaciones) Tumor fibroepitelial de Pinkus.

Es frecuente que la aparición de un carcinoma basocelular sea confundida con un roce exagerado del apoyo de las gafas en la cara o un enclavamiento de una púa tras el peinado. Los pacientes porfían que ese es el motivo, puesto que la zona de piel del tumor se levanta al mínimo contacto. Decimos que es friable, de la consistencia de la pulpa de la fruta.

Puedes llegar a la sospecha de que tienes un basocelular, si se dan estas circunstancias:

  • Pequeña herida que no cierra en 2 semanas.
  • Zona de piel que va formando alternativamente, erosión, sangrado, costra y que en el transcurso de unos meses va cambiando de aspecto.

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

2 comentarios

Archivado bajo Cancer de piel, Teledermatología