Pitting ungueal… la uña picada da pistas

Pitting, hoyuelos en la lámina ungueal

Pitting, hoyuelos en la lámina ungueal

 

La uña es una estructura compleja que incluye una lámina formada por queratina y está enclavada en la parte distal de los dedos, en lo que se ha llamado aparato ungueal.

Cumple la función de proteger los dedos y no en pocas ocasiones pierde su disposición y textura original, para desespero de quién lo sufre.
¿Quién no ha experimentado el malestar que genera el enganche continuo de una mínima fisura con todo aquello que se cruza por su camino?
Como muchas veces ocurre, no aprecias su papel hasta que se altera y no digamos si además impide su “ornamentación” cosa que produce un profundo desagrado añadido.

 

Aparato ungueal

Ese apéndice que conocemos como uña es una unidad compleja, donde la estructura dura y flexible, propiamente llamada lámina ungueal, va engastada en la parte final de los dedos de manos y pies. Junto con el pelo recibe el nombre de anejo cutáneo.

Una descripción detallada de este anejo incluiría:

Lámina ungueal: Está formada en su mayor parte por una proteína llamada queratina. Es traslúcida y muestra color rosado. Descansa sobre los surcos ungueales laterales, se introduce en el surco proximal del que se intuye que nace y queda libre en su parte más lejana o extremo distal.

  • El grosor es de 0,5-0,7 mm.
  • La forman 100-150 líneas de corneocitos (células de superficie) con estratos irregulares.
  • Crece 0,9 mm por semana y más rápido en el tercer dedo.
  • Algunas dermatosis aceleran su crecimiento (psoriasis…).
  • Sus células (corneocitos) son más grandes en uñas adultas, casi el doble que en niños.
  • La pérdida de agua a su través llega a superar 100 veces la de la piel normal.

Su forma depende de la morfología de la última falange
Es traslúcida pues su composición de queratina es en forma de ortoqueratina menos en la zona llamada lúnula.

Lúnula: Es la parte blanquecina circular de la lámina en la zona inmediata a su salida por el pliegue proximal. Es opaca porque los queratinocitos de esta porción mantienen su núcleo, formando paraqueratina.

Eponiquio: Es el pliegue de piel proximal, muy queratinizado, que hacia dentro se continúa con la matriz ungueal. Se encuentra unido íntimamente a la lámina ungueal, cerrando perfectamente el surco.

Cutícula: Corta y fina prolongación epidérmica que saliendo del pliegue proximal, sella el surco sobre la lámina ungueal.

Aspecto de una uña sana.

Aspecto de una uña sana

Esquema de las partes del aparato ungueal.

Esquema de las partes del aparato ungueal

 

Hiponiquio: Se llama así a la porción de la epidermis que se extiende debajo de la lámina ungueal en su extremo distal, el borde libre y al aire de la misma. Genera en su unión con ella el pliegue o surco distal.

Lecho ungueal: Es la parte de apoyo de la lámina y va desde la lúnula al hiponiquio. Se trata de un epitelio escamoso paraqueratósico íntimamente adherido a la uña. Debajo, la dérmis está muy vascularizada con surcos paralelos y superficiales, de ahí que cuando se producen hemorragias de estos capilares dan una morfología lineal, “en astilla”.

Matriz ungueal: Estamos ante la zona noble, de la que depende el crecimiento de la uña. Empieza bajo el pliegue ungueal proximal y acaba en el borde curvo de la lúnula.
La componen células basaloides que se multiplican y queratinizan sin formar gránulos de queratohialina. La parte más proximal genera las capas más superficiales de la uña, siendo la zona profunda de la lámina consecuencia de la proliferación de las células más alejadas en el seno de esta matriz.

 

Las uñas dan información

No es de extrañar que una estructura tan compleja y vital se vea afectada con frecuencia por procesos fisiológicos y patológicos.
Hay auténticos tratados y expertos en este apéndice queratósico.
Este blog tiene una entrada (LINK), donde se describen unas cuantas alteraciones y su correlación con patologías.

La lámina ungueal permite ver alteraciones de la coloración o discromias, anemia, metahemoglobinemia…Podemos percibir aparición de tumores benignos (nevus, tumor glómico..) y malignos (melanoma).

Como apunte somero decir que se puede usar la capilaroscopia para valorar los cambios en los capilares del lecho ungueal que se dan en enfermedades como psoriasis, dermatomiositis, esclerodermia…

La biopsia de la matriz permite evidenciar cambios que ayudan al diagnóstico. Tiene un inconveniente que hay que valorar en su justa medida, que es la alteración morfológica que deja en la lámina, al dañar la zona de crecimiento de la uña.

 

¿Qué es el pitting ungueal?

No te puede extrañar, con la información que hemos compartido, que hay muchas posibilidades de que ante cambios, incluso sutiles, la uña ”se queje” y cambie de aspecto.

Los pits, son una especie de hoyuelos, que dan a la uña un aspecto picado, por lo que se ha denominado también “uña en dedal”. El origen está en una alteración en la queratinización de la lámina por un proceso que afectaría a la matriz.

Este hallazgo no es patognomónico de ninguna patología…

(PATOGNOMÓNICO: dicese de signo o síntoma que es característico y define a una enfermedad)

….es decir, solo se da en ella, pero si muy sugestivo para apoyar diagnósticos de psoriasis, también de alopecia areata y algunas veces de liquen plano.

 

El pitting se puede ver aislado o formando parte de una uña con otras alteraciones morfológicas, como en la Traquioniquia.(Link)

 

Pitting artístico.

Pitting artístico. Foto: andrepiernaarc5

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

Comentarios desactivados en Pitting ungueal… la uña picada da pistas

Archivado bajo Psoriasis, Uñas

Los comentarios están cerrados.