Archivo diario: 13 noviembre, 2014

Hipertricosis por minoxidil, pelo donde no interesa.

La hipertricosis por minoxidil es un efecto secundario del uso del fármaco hipotensor, cuando se usa vía tópica para tratar alopecias, y que consiste en la aparición de pelo en zonas alejadas del cuero cabelludo, que es donde se aplica habitualmente. Es la demostración palmaria de que el medicamento tiene eficacia como “crecepelo”.
Es llamativo que este efecto secundario ocurra al usar un fármaco que demuestra crecimiento de pelo, como efecto secundario, al usarlo por vía oral para controlar la tensión arterial. Que me corrijan los matemáticos pero…¿podría ser esto un efecto secundario al cuadrado?

El minoxidil es un vasodilatador, que consigue su efecto hipotensor gracias la apertura de los canales de potasio en el músculo liso de las arterias. Cuando se usa tópicamente, parece que aumenta la formación vascular alrededor del folículo, mediante el aumento de la expresión del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) y hepatocitario (HGF) y posiblemente de la activación de la prostaglandina sintetasa1 con efecto citoprotector.

El minoxidil induce el paso de fase telogén a anagén, es decir, acelera el proceso de desprendimiento para mantener durante más tiempo la fase de estado (anagén).

Es por esto que paradójicamente, al comienzo del tratamiento, se puede notar un aumento de la caída de pelo. También puede verse aumentado el desprendimiento al cesar el tratamiento.

La aplicación continuada del producto al 2-5%, a razón de 1ml 2 veces/día, permite mantener un estatus capilar mejorado, incluso apreciandose por mediciones un aumento del peso de la masa capilar.

Aumento de vello en cara y cuello

Aumento de vello en cara y cuello

Hipertricosis en mandíbula y cuello

Hipertricosis en mandíbula y cuello

Hipertricosis por minoxidil

El minoxidil es bien tolerado en general, pudiendo producir irritación e incomodidad por el aspecto pringoso que dejan los excipientes.

La irritación en la zona de aplicación disminuye con el uso de espumas, que sustituyen a los preparados con propilenglicol. Son raros los eczemas de contacto por sensibilización al fármaco y las cefaleas por vasodilatación.

La hipertricosis es el efecto secundario más importante del minoxidil usado tópicamente.

La incidencia se estima en un 4- 5% si extrapolamos el seguimiento a 32 pacientes que se hace en esta publicación.

La localización típica es en cara, laterales de cuello y también en la frente. Puede manifestarse desde el primer mes, siendo motivo de suspensión del tratamiento en la mayoría de casos.

En este otro estudio se pone de manifiesto una mayor incidencia de hipertricosis con la concentración más alta, unida a una mayor eficacia del minoxidil al 5% respecto al 2%.

La cantidad aplicada es un factor a tener en cuenta y es aquí donde tiene cabida el caso que presento.

Si a una paciente preocupada en exceso por su pelo, le trasformamos la receta de su dermatólogo de 60 ml de minoxidil al 5% en un frasco de 250 ml formulado en oficina de farmacia, sin explicar que la ampliación del contenido tiene que ir pareja a una ampliación del tiempo, tenemos un problema. Si además el producto se renueva cada 10 días y así durante 2 meses sin que el hacendoso dispensador pregunte a donde va tanto minoxidil, el problema ya es gordo.
El resumen de los datos es más que elocuente: litro y medio de minoxidil al 5% en poco más de 2 meses, el equivalente al tratamiento de 2 años.

A parte de la hipertricosis ya mencionada y una rosácea reactivada, parece que tanta vasodilatación no ha supuesto mayor problema para su sistema cardiovascular.

Desconozco si se ha hecho alguna vez un “test de tolerancia” con semejante exceso de dosis, que habla de un perfil de seguridad muy alto con minoxidil tópico. Parece que la absorción cutánea tiene un rango de un 0,3 – 4,5 % de lo aplicado.

Hay casos descritos en niños con tratamientos para alopecia areata; aquí también parece que hay un exceso de dosis para el peso del paciente.

Si tras el cese del tratamiento no se produce una desaparición del problema se puede plantear tratamiento con sistemas de luz (IPL y láser).

Hipertricosis lanuginosa adquirida

Algunos autores incluyen la hipertricosis por minoxidil dentro de un cuadro más general llamado hipertricosis lanuginosa adquirida, junto con otros fármacos como la ciclosporina, fenitoina y diazóxido.

Esta aparición brusca de pelo largo, fino y sin médula se da también en procesos como el SIDA, anorexia nerviosa, tirotoxicosis, porfiria cutánea tarda, hepatitis autoinmune  y leucemia linfática crónica.

La asociación más grave de la hipertricosis lanuginosa adquirida es con cáncer avanzado, siendo más frecuente con el de pulmón y colorectal pudiendo revertir tras su extirpación. El origen estaría en sustancias prolongadoras de la fase anagén del vello, segregadas por las células cancerígenas.

Más raro es el caso de la variante congénita, con poco más de 50 casos publicados, donde el proceso se manifiesta en recién nacidos con una repercusión estética importante. Algunos casos asocian alteraciones dentales y de retraso en el desarrollo psicomotor.

Existe un cuadro semejante, Hipertricosis generalizada congénita, en que la abundancia de pelo es incluso más evidente ya que se trata de un pelo más grueso y maduro (pelo terminal). Parece asociado a una disminución del factor de crecimiento fibroblástico 13 (FGF 13).

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

18 comentarios

Archivado bajo Pelo