Dermatitis de los prados, una fitofotodermatitis

Avanzada la primavera no resistimos la tentación de contactar con la naturaleza.

Hasta el urbanita más recalcitrante cae en la tentación de mostrar su torso desnudo al sol y si puede ser sobre un lecho verde, mejor, que da frescura y aroma. Otro decide remangarse los pantalones y en chanclas, que es mejor para sentir el hormigueo de la hierba recién cortada, coge el cortacesped y le hace la faena al suegro, aunque solo sea una vez al año. Para podar higueras y otros arbustos hace falta herramienta de corte y habitualmente protección de la mano, lo que no impide que los brazos queden al descubierto y la savia impregne esas zonas. No digamos si en un alarde de optimismo decidimos arrancar hierbajos directamente a manos llenas y sin guantes, como es el caso que ilustra la entrada de hoy.

Lesiones lineales bilaterales típicas y palma afectada

Lesiones lineales bilaterales típicas y palma afectada

Todos estos son ejemplos de como se puede desencadenar una fitofotodermatitis, que es una reacción causada por una sustancia fotosensibilizante presente en la savia de algunas plantas, donde el sol actúa como desencadenante.

Entre las fitofotodermatitis la dermatitis de los prados es una variante peculiar por su morfología lineal, flagelada, que coincide con las zonas de roce de las hierbas cortadas, que a modo de pincel marcan la zona de piel donde luego se desencadena la reacción (“Dermatitis striata pratensis”)

Afectación de dedos, la zona en más contacto, menor en dorso de manos

Afectación de dedos, la zona en más contacto, menor en dorso de manos

La fitofotodermatitis es una reacción fototóxica donde no hace falta sensibilización previa y en cuestión de horas aparecen las lesiones. Parece una quemadura de sol exagerada y limitada a zonas expuestas.

La diferencia entre reacción fototóxica y fotoalérgica la comentamos en una entrada previa, “Fotoeczema, el sol colaborador necesario”(Link)

La composición de la savia es cambiante a lo largo del año y es cuando más concentración de fotoreactivo lleva cuando más fácil es que se produzca; eso coincide con épocas de más exposición al sol, el colaborador necesario. Esta asociación se describió por primera vez por Kuske en 1938.

Detalle de antebrazo

Detalle de antebrazo

Las sustancias causantes son furocumarinas (psoralenos, angelicinas, bergaptol), presentes en (arboles de cítricos, higuera, ruda, geranio…). El genero de las umbelíferas es rico en ellas (hinojo, apio, zanahoria, eneldo, cilantro, anís, comino…). Son parte de la respuesta de las plantas contra hongos e insectos.

El sol en su rango ultravioleta, activa las sustancias y producen en la piel un eritema en algunos casos evoluciona a vesícula/ampolla (variante bullosa) y en su curación deja un tono pardo de hiperpigmentación que tarda en resolverse. Es debido a que los psoralenos activan la melanogénesis (interactuan con el ADN del melanocito, promoviendo la síntesis de melanina)

El cuadro debe tratarse con corticoides tópicos siendo extraordinario el necesitar tratamiento sistémico.

Gran afectación de dedos, con múltiples vesiculas

Gran afectación de dedos, con múltiples vesículas

La presencia de aceite de bergamota (5-metoxipsoralen) en algunos perfumes produce un cuadro característico de fototoxia, consistente en el marcado en forma de recorrido de gota a lo largo del cuello, en lo que llamamos Dermatitis de Berloque.

Existen reacciones fototóxicas por fármacos (tetraciclinas, retinoides, psoralenos, peróxido de benzolilo, antiinflamatorios…)

El uso de psoralenos junto con luz UVA (fotoquimioterapia) es la base de algunos tratamientos para la psoriasis, vitíligo, micosis fungoide…)

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

Comentarios desactivados en Dermatitis de los prados, una fitofotodermatitis

Archivado bajo Eczema, Sol

Los comentarios están cerrados.