Archivo de la etiqueta: ácido mandélico

Cremas con ácido glicólico y otros alfahidroxiácidos

El ácido glicólico, digno representante de un grupo de sustancias llamadas alfahidroxiácidos, es un compuesto químico versátil y muy útil para mejorar el aspecto de la piel. Muchas cremas lo introducen a distintas concentraciones, puesto que se sabe que nuestra piel reacciona ante su presencia con los siguientes cambios:

  • Adelgazamiento de la capa descamativa más superficial (capa córnea)
  • Engrosamiento moderado de la epidermis
  • Dispersión del pigmento (melanina)
  • Aumento de la actividad metabólica en dermis (colágeno y glucosaminoglicanos)

¿Quién con estas cualidades no quiere poner ácido glicólico en su vida?

Es una pregunta retórica, pues si miras la composición de tus productos “antiaging”, será raro que no aparezca.

 

Alfahidroxiácidos, compuestos frutales para la cosmética.

Alfahidroxiácidos, compuestos frutales para la cosmética.

 

Los alfahidroxiácidos están presentes de forma natural en distintas frutas y también se pueden sintetizar.

Los más usados en cosmética son:

  • Glicólico: caña de azúcar
  • Láctico: leche fermentada
  • Pirúvico: derivado del anterior
  • Málico: presente en uvas, manzanas y membrillos
  • Mandélico: almendras amargas
  • Cítrico: limón y otros cítricos
  • Tartárico: uva. Muy usado en alimentación y especialmente en repostería
  • Gluconolactona: es un polihidroxiácido

Por los efectos comentados anteriormente se consigue una mejora en las arrugas finas, dan turgencia, elasticidad y brillo a la piel, además de uniformizar la pigmentación.

Esto constituye una gran ayuda en la prevención y mejora del fotoenvejecimiento cutáneo, es decir, en los cambios que sobre la piel producen las horas acumuladas de exposición solar. También se beneficia el envejecimiento intrínseco, por edad, y el melasma.

En la patología de la piel, muestran su efectividad en las ictiosis (piel con grandes escamas), xerosis (piel seca), acné (desobstruye los tapones córneos del comedón), incluso en alguna rosácea.

 

Tipos de compuestos con alfahidroxiácidos

Los alfahidroxiácidos tienen más o menos eficacia dependiendo de las siguiente variables:

  • Tamaño molecular: el ácido glicólico es el que tiene más biodisponibilidad; penetra mejor por ser el menor en peso molecular.

  • Concentración: a mayor concentración mayor eficacia en planos profundos.

  • Acidez del compuesto: el ph condiciona su actividad, siendo esta mayor cuanto más ácido es el medio.

Las cremas de uso domiciliario tienen unas concentraciones (4 – 10 %) y unos ph que permiten su uso diario, sin irritación.

Cuando se aumenta la concentración, llegando al 70 %, su fin es usarlos como peelings.
Estos son más o menos profundos dependiendo de lo concentrado que este el producto, y el tiempo de acción sobre la piel. El control del proceso se realiza neutralizando el ácido una vez discurrido el tiempo estipulado para conseguir el efecto buscado.

En la búsqueda de una mejoría estética, es frecuente combinar alfahiroxiácidos y otro tipo de sustancias (cremas de retinoides, antioxidantes) o técnicas ( toxina botulínica, ácido hialurónico y otros rellenos, láser de rejuvenecimiento…).

 

Seguridad

Habitualmente bien toleradas, como con cualquier crema con capacidad irritante, debe comenzarse su aplicación de forma progresiva y desde las concentraciones más bajas.
Si hay reacción irritativa, se espacian las aplicaciones o bien se suspende el uso.
Las altas concentraciones deben restringirse a gabinetes dermatológicos y con supervisión de profesionales con experiencia en su manejo.

No son del todo conocidos los mecanismos de actuación. Hay estudios recientes que vinculan los efectos exfoliativos del ácido glicólico, con la activación de un canal celular gracias a la acidificación del medio intracelular del queratinocito. (LINK)

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

Comentarios desactivados en Cremas con ácido glicólico y otros alfahidroxiácidos

Archivado bajo Cremas