Quistes vellosos eruptivos: “granos” debajo de la piel y no es acné.

Granos, quistes, bultitos, espinillas… toda una panoplia de términos para andar por casa con el propósito de definir las mil y una de las maneras de manifestarse la piel alterada o enferma. ¿Como no va a extrañar que llamemos quistes vellosos eruptivos a lo que no pasa de ser un cúmulo de granos en el pecho? Ya puedo oír a lo lejos:

  • ¿Porqué no se dejan de zarandajas y le llaman acné, sin complicar las cosas?

De eso se trata y para eso estamos, para no confundir cosas que se parecen y no son lo mismo. Gracias a este proceso diferenciador y olvidando planteamientos “groso modo” se puede llegar a encontrar tratamientos que se ajusten al proceso . Observar el fenómeno, cuestionar preguntas, formular hipótesis, experimentar y elaborar conclusiones, vamos, lo que viene a ser poner la lupa del método científico sobre los ”granos”.

Pues vamos a ello.

Quistes vellosos eruptivos

Quistes vellosos eruptivos, elevaciones de la piel al trasluz en cara anterior de tórax y abdomen.

 

¿Que son los quistes vellosos eruptivos?

Su descripción es relativamente reciente ya que no es hasta 1977 que Esterly y cols. los describen por primera vez en niños en edad pediátrica, si bien pueden aparecer hasta en adultos de más de 50 años. Se estima que un 1-2 % de la población puede llegar a tenerlos en algún momento de la vida.
Esos pequeños relieves de la piel, que más que sobre ella parecen venir de abajo, de aproximadamente 1mm de diámetro y nunca mayores de 3 ó 4 mm, tienen predisposición a salir en la parte anterior del tórax y abdomen y también por delante en los muslos. Con menos frecuencia afectan a la espalda, región glútea, corvas, siendo la cara una localización excepcional. Habitualmente no molestan.

Estos ”granos” tienden a salir agrupados y aunque hay descritos casos familiares con herencia autosómica dominante y penetrancia variable, lo habitual es que lo hagan de forma esporádica en personas sin antecedentes.

 

¿Porqué salen los quistes vellosos eruptivos?

Como su nombre anuncia son dilataciones quísticas, por tanto con una cápsula y un contenido y es analizando al microscopio estas estructuras como se determina su identidad y diferenciación con otros quistes.

La cápsula: Está formada por un epitelio escamoso estratificado con capa granulosa escasa y ubicada en la dermis superficial o media. Pueden apreciarse diferenciaciones hacia pelos incipientes (vellosos) y también hacia la vaina radicular interna en el istmo folicular.

El contenido: Suele mostrar tallos vellosos cortados en una amalgama de queratina.

Si hay rotura espontanea o por manipulación la dermis circundante mostrará la inflamación correspondiente a una reacción a cuerpo extraño. Conviene recordar que la resolución espontanea suele venir de mano de una eliminación transepidermica del contenido.

 

Granos, estos de cereal.

“Granos” una forma poco precisa para describir multitud de lesiones de piel.

 

¿Con qué se pueden confundir los quistes vellosos eruptivos?

Hay una pléyade de “granos” que tienen aspecto semejante:

  • Acné: En su variante papulosa o de comedón cerrado.
  • Foliculitis: Inflamación del folículo pilosebáceo por bacterias u hongos.
  • Molluscum contagiosum: Esta infección vírica tiene un ”grano” con depresión central.
  • Quistes de millium: De menor tamaño y tono blanquecino, localizados predominantemente en la cara.
  • Queratosis pilar roja: La zona posterior de brazo y anterolateral de muslo es la habitualmente afectada por estos ”granos” diminutos de base enrojecida y que dan un aspecto rugoso a la piel.
  • Siringomas: Este aumento del volumen de la glándula del sudor es más frecuente en la cara (párpados) y suelen agruparse.
  • Quiste epidérmico (mal llamado sebáceo): Al comienzo de su desarrollo pues luego alcanzan tamaños mayores y se distinguen fácilmente.
  • Dermatosis perforantes: Lesiones umbilicadas que drenan material y dejan cicatriz.
  • Esteatocistomas múltiples: Esta entidad con componentes de la glándula sebácea en la pared e interior del quiste, se distingue por presentar positividad a queratinas 10 y 17 (K10, K17) mientras que los quistes vellosos solo la tienen a la K10.

 

¿Qué se puede hacer con los quistes vellosos eruptivos?

Los quistes vellosos eruptivos, tienen una evolución benigna y aunque un porcentaje de ellos desaparecen espontáneamente, se habla de una cuarta parte de ellos, la mayoría permanecen a pesar de los intentos de tratamiento.

Se han aplicado todo tipo de láseres y cremas tópicas, peelings y tratamientos por vía oral; la conclusión es que se trata de una estructura quística que si se decide eliminar hay que extraerla de la forma que menos secuela cicatricial deje.
El caso que ilustra esta entrada recibió isotretinoina para tratar un acné concomitante, mejorando el acné y sin la menor respuesta en los quistes vellosos.

 

Eduardo Lauzurica. Dermatólogo

Ubicación en Madrid

Ubicación en Vitoria

4 comentarios

Archivado bajo Granos

4 Respuestas a “Quistes vellosos eruptivos: “granos” debajo de la piel y no es acné.

  1. Stella

    Muy buena entrada, y como siempre completa y didáctica!

    • Hola Stella, te agradezco mucho el comentario y espero que los seguidores de este blog visiten las entradas del tuyo para disfrutar de la lectura de buena literatura.
      Un saludo para ti y tu Uruguay.

  2. Javier

    Buenos días Dr. Eduardo.

    Actualmente yo sufro de estas lesiones cutáneas en en área toráxica y parte del cuello. Recién hoy, gracias a esta entrada, vine a enterarme de qué se trataban.

    Los tengo desde la adolescencia (actualmente tengo 26 años), y el brote fue muy espontáneo, llegando a cubrir gran parte de mi torso.

    El problema es que al intentar extraerlos caseramente tienden a irritarse mucho, lo que conlleva a que me queden manchas que demoran en desaparecer, por ende, evito hacerlo.

    ¿Qué me recomienda usted?

    De antemano, muchísimas gracias.